sábado, 11 de febrero de 2012

Cajita Feliz (McDonald's)

Establecimiento: McDonald's (Centro Comercial Gran Estación)
Referencia: Hamburguesa con Queso (parte de la Cajita Feliz)
Precio (individual): $2,600
Precio (cajita feliz): $10,000

Foto de la publicidad:

Foto real:


Descripción oficial:
[No disponible]

Experiencia:

Hoy lo que menos esperaba era probar una. Era una tarde de café y cháchara con unas amigas de twitter, más exactamente granizados de frutas y tinto campesino. El tiempo se nos pasó hablando de miles de cosas cuando empezamos a notar que el centro comercial estaba empezando a desocuparse. Como estábamos en la sección de los cines, que es la última sección de un centro comercial en quedar sin personas, no lo notamos tan rápido, así que vimos el reloj y decidimos pararnos de nuestras cómodas sillas para irnos.

De camino, en un pasillo pasamos al lado de un McDonald's y una de ellas vio que había publicidad de los Looney Tunes que hacían parte de la Cajita Feliz. Es sabido que los principales consumidores de McDonald's son padres de familia que son llevados por sus hijos con el único objetivo de adquirir la sorpresa que viene dentro de la Cajita Feliz. Esta vez, una mujer hecha y derecha tuvo el impulso infantil de adquirir un Coyote (Carnivorous Vulgaris). No la culpo, yo lo habría hecho también, si me gustara más el muñeco que el resto de la cajita.

La cajita feliz por lo general deja contento al niño y aburrido al papá, que sabe que su hijo sólo quiere el muñeco y que no se comerá el resto. Es una cajita de felicidad incompleta, en algunos casos.

Esta vez sería una cajita de completa felicidad: ella quedaría con su muñeco, yo quedaría con un nuevo post y sobrarían las papas y la bebida para complementar la felicidad de ambos.

Como es para niños (que están pensando en todo excepto en comérsela) es normal que sea bastante pequeña; no esperaría nada distinto. No es algo que lo vaya a dejar a uno lleno, pero justo hoy había comido bastante en el transcurso del día y ni siquiera tenía hambre, así que este tamaño fue perfecto para la ocasión.

Aparte del reducido tamaño, luce algo compacta. Generalmente las abro para tomar una foto (que nunca publico) que me permita recordar su contenido. Una fresca, recién preparada y armada se abre fácilmente tomando el pan superior o bien husmeando entre la carne y el resto de ingredientes que contiene. Pero no nos engañemos, todos sabemos que McDonald's cuenta con una logística diferente a los demás establecimientos y que sus productos vienen pre-ensamblados y listos para servir; por eso por lo general, cuando haces tu pedido y pagas, te dan el cambio junto con tu pedido, así de rápido es y no hay otra manera de hacerlo sino teniendo los productos pre-ensamblados y mantenidos con conservantes. Es la gracia de McDonald's y creo que nadie puede esperar algo diferente cuando va a comer allí.

Pues bueno, al tomar el pan superior, todo lo de adentro quedó adherido a ese pan, se levantó con el queso y la carne, y abajo quedó solamente el pan inferior, todo estaba tan compacto que quedaba unido. De hecho tocó hacer un esfuerzo similar al necesario para quitar el papel protector en una calcomanía para poder separar el pan inferior del superior. Una vez separados, solo podía ver 3 ingredientes: los panes , el queso y la carne. Me pareció muy simple así que le eché salsa de tomate al pan inferior para sentirle algún sabor.

Sin embargo, al darle el primer mordisco noté que entre el pan superior y el queso venían debidamente compactados una sección de pepinillos y algo que parecía tomate con cebolla picados. No estoy seguro que fueran tomate y cebolla pero tenían una consistencia similar y estaban rodeados por salsa de tomate. No era tan simple entonces, pero sí estaba muy bien compactada, así que no se perciben a simple vista.

Los pepinillos le dan un sabor especial, una mezcla entre ácido y picante que me agrada y hace una buena combinación con la salsa que rodea la cebolla y el tomate. Claramente no son productos frescos, sino conservados, pero sabiendo esto y sin la falsa ilusión de recibir un pepinillo recién cortado con unos tomates y cebollas recién picados, el sabor es agradable, de hecho ahí es donde reside la gracia de esta variedad, no en su carne, como suelen ser para mí en otros establecimientos.

En la foto de la publicidad se aprecia que, a diferencia de otras variedades, el pan no contiene granos de ajonjolí. Sin embargo me pareció simpático que la mía sí tenía ajonjolí, un único grano que supongo fue a parar en el pan por accidente en alguna etapa del proceso de producción. Para mí no es problema si tiene o no tiene ajonjolí, solo que me pareció curioso que tuviera sólo uno. En la foto se alcanza a apreciar.

Del establecimiento siempre me ha gustado la velocidad con la que sirven los pedidos y los bajos precios, a pesar de saber que esto sólo se logra con el uso de preservantes en la comida y toda una cadena de distribución perfectamente estandarizada y perfeccionada por décadas. Personalmente no le veo problema a esto y realmente disfruto su sabor. Creo que uno debe ser consciente de lo come y con qué frecuencia lo hace para controlar su salud. Todo en exceso es malo, pero como experiencia fugaz y no planeada me pareció bastante apropiada para esta noche.

4 comentarios :

  1. Primera vez que te leo y no me da hambre. !McDonalds apesta! Que te comas pronto una hamburquesa de verdá... !por favor!

    ResponderEliminar
  2. Para usted la felicidad puede ser completa, completa, porque si disfruta la hambuguesa de Mcdonalds puede llegar a disfrutar, incluso, el sabor de la caja. =D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La carne de la hamburguesa realmente no recuerdo a qué sabía, la próxima me fijo más. Lo que sí tiene un saborcito agradable es la parte de las "verduras", los pepinillos, el tomate y la cebolla (espero que sí fueran eso).

      Vea que si uno se quita los prejuicios corporativistas y globalizadores y se limita al sabor, pues a algo le sabe y no son para nada incípidas. De eso se trata este ejercicio, de descubrir el sabor detrás de todos los mitos y prejuicios.

      Eliminar
  3. Mira que uno tiene muchos prejuicios con McDonald's, infundados por muchos mitos que existen en internet y la mala publicidad que le hacen a nivel mundial. Eso sucedió en Colombia recién salió El Corral al mercado inventando que la carne era de lombrices. Creo que es parte de una estrategia de la competencia para no dejarse quitar el mercado. Tal vez con McDonald's sea igual.

    Cuando uno va a McDonald's sabe a lo que va: no son las más frescas, pero sí tal vez las más baratas. Si uno se olvida de los prejuicios y se limita a degustar la hamburguesa (fue lo que hice) , realmente no sabe mal. Tienes que darte la oportunidad de probarlas sin prejuzgarlas y me cuentas.

    [comentario no patrocinado]

    ResponderEliminar